UNA DUPLA IMBATIBLE: EL CORREDOR Y SU CAN.