Philippe Croizon: Sus travesías a nado sin piernas ni brazos.