The Finishers es una película basada en hechos de la vida real que nos deja una gran enseñanza: Cómo el vínculo entre un padre que ama intensamente y un hijo que destila una energía vital increíble, a pesar de sus importantes limitaciones físicas, puede formar un gran equipo causando admiración entre quienes amamos el deporte y las historias ejemplares.